En esta oportunidad quiero hablarte sobre los activos financieros de renta variable, sus características, su clasificación y la mejor forma de diversificarlos. Por lo tanto, si quieres saber qué es un activo financiero de renta variable, echa un vistazo a la siguiente información.

¿Qué son los activos financieros?

Comenzaré diciendo que los activos financieros son anotaciones contables que le dan derecho al comprador a recibir un ingreso futuro de su vendedor. Estos activos financieros pueden ser emitidos por empresas, gobiernos, comunidades autónomas y otras entidades económicas.

Una característica importante de los activos financieros es que usualmente no poseen ningún valor físico. Es decir, no tienen el valor que podría tener un coche o una casa, que son considerados activos reales.

Además, este tipo de activos financieros no generan riqueza al país y tampoco son contabilizados dentro del Producto Interno Bruto. A pesar de ello, contribuyen a movilizar los recursos y fomentar el crecimiento económico.

Dichos activos le permiten al comprador, obtener una rentabilidad con el dinero de sus inversiones. En consecuencia, un activo financiero es un derecho que consigue un comprador respecto a los activos reales del vendedor, así como del dinero que generen.

¿Qué es un activo financiero de renta variable?

Ahora que ha quedado claro lo que son los activos financieros, te hablare sobre el activo financiero de renta variable. En este caso se trata de un tipo de activo financiero en el que no esta garantizada la rentabilidad ni la recuperación del dinero invertido. Esto significa que se puede perder toda la inversión.

La rentabilidad de los activos financieros de renta variable depende de múltiples factores que tienen que ver con el balance de resultados de la entidad que los vende, así como de la situación actual de la economía de mercado donde operan. El ejemplo más común de de los activos financieros de renta variable son las acciones.

¿Cuál es la diferencia con respecto a los activos de renta fija?

Lo que sucede con este tipo de activos financieros es que son aquellos que otorgan las empresas o administradores públicos. Se considera que son más seguros los activos que emiten los administradores públicos ya que cuentan con un enorme respaldo financiero.

Dichas entidades están comprometidas a regresar todo el dinero invertido en un determinado periodo de tiempo previamente acordado y además con una cierta rentabilidad. Los pagarés de empresas y las letras del tesoro son ejemplos de este tipo de activos financieros.

En los activos financieros de renta fija se tienen intereses asociados y además una fecha de vencimiento. En los activos de renta variable se adquiere un mayor riesgo ya que no se asegura ningún pago periódicamente. El precio varia diariamente debido a factores externos que afectan las acciones, lo cual supone más riesgos.

Características de los activos financieros

En cualquier caso es importante tener presente las características de los activos financieros para comprender mejor nuestras inversiones.

  • Por un lado tenemos la liquidez, que es la capacidad de convertir el activo en efectivo sin tener perdidas.

  • También esta el riesgo, el cual determinan las garantías y la solvencia que brinda el vendedor.

  • Por último, la rentabilidad, que se refiere al interés que obtiene el comprador y que mientras más elevado sea, la rentabilidad del activo será mejor.

Escrito por 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *