LOS ABSURDOS DE UNA IDEOLOGÍA

 

La intención de esta sección es demostrar por medio de imágenes las paradojas del nazismo y de una ideología que además de absurda y criminal fue pregonada por individuos que eran los últimos con derecho a hablar de perfección física, siendo ellos mismos esperpentos muy alejados de cualquier ideal. La ideología nazi y en particular el racismo carecen de todo fundamento científico, y quienes apoyan estas teorías desconocen la historia humana que es una historia de continuas migraciones y mestizajes que impiden hablar de acervos genéticos puros sin incurrir en las típicas barrabasadas científicas de quienes todavía creen en el mito de las razas puras. Obviando la parte criminal y sectaria del nazismo, cabe preguntarse cómo pudieron los alemanes creer ciegamente en ridículos personeros  que con sus portes encarnaban la antítesis del hombre ario. Una vez más las imágenes hablan por sí solas y a continuación se muestra el semblante de los jerarcas más importantes.

1- Joseph Goebbels:(ministro de la propaganda y tercer hombre en importancia después de Hitler)

 

                      

Joseph Goebbels fue uno de los principales defensores de la ideología nazi y a través del poderoso ministerio de la propaganda se encargó de difundir las supuestas virtudes del hombre ario. Sin embargo, era el menos indicado para hacerlo con una estatura de poco más de metro y medio, además de sufrir una renguera por efecto de la poliomelitis. Por sus rasgos fisonómicos bien podía haberse dedicado a difundir los valores antropométricos de un alienígena antes que los de un hombre perfecto. 

 

2- Heinrich Himmler(Reichsführer de las SS y jefe de la Gestapo)

 

                   

Heinrich Himmler fue el principal responsable de la llamada solución final y del manejo de los campos de exterminio además de jefe de las selectas SS que debían encarnar en teoría lo mejor de la estripe alemana. Sin embargo, este hombrecito tenía rasgos orientales y un porte físico que era seguramente inferior a muchos de los judíos que mandó matar en los campos de exterminio.Con un intelecto limitado y una apariencia tan ordinaria bien podía haber sido un oscuro oficinista en cualquier otra época.

 

3- Hermann Goering(mariscal del Reich y segundo hombre en importancia después de Hitler)

 

                                        

 

Hermann Goering era un hombre carismático y muy popular en Alemania por su pasado como aviador durante la Gran Guerra y fue uno de los más despiadados impulsores del exterminio de judíos y no arios durante la ocupación alemana de Europa. Dejando de lado sus forma de vestir que se asemejan a la de un payaso, este buen hombre era un morfinómano que pesaba 160 kgs y que ciertamente no podía ser ejemplo de un pueblo saludable y atlético como el que pregonaba desde toda tribuna. 

 

4- Ernst Rohm( jefe de las SA, organización paramilitar nazi)

 

                             

 

Este poco agraciado caballero fue el fundador y jefe de las SA del partido nazi además de un ferviente defensor de la supremacía aria con respecto a otras razas. El hecho de que haya sido asesinado por sus propios hombres debido a su brutal proceder contra los judíos puede dar una idea de su xenofobia. Sin condenarlo por su abierta homosexualidad que fue otro distintivo de muchos nazis, no parece el hombre indicado para ser modelo de nadie.  

 

5-  Martin Bormann( jefe de la Cancillería y hombre de máxima confianza de Hitler)

 

                         

 

Martin Bormann es otro personaje mediocre con rasgos de un judío sefardí que tampoco puede presentarse como modelo de nadie y, sin embargo, fue un virulento defensor de la solución final y responsable del exterminio de millones de judíos en los últimos años de la guerra.Como la mayoría de sus compañeros, apenas superaba el 1,60 de estatura quedando  muy lejos del supuesto ideal nórdico.Este oscuro jerarca llegó a dominar la voluntad de Hitler en los últimos dos años antes de la capitulación alemana. Luego desaparecería sin dejar rastros en otra muestra de su valentía.

 

6- Adolf Hilter( la encarnación del régimen que propuso un nuevo modelo de hombre)

 

      

 

 A diferencia de Mussolini que al menos podía exhibir rasgos imponentes, Hitler no pasaba de ser un individuo menudo, de nariz mongoloide, piel  pálida y lampiña, que causaba físicamente más gracia que admiración. Sin embargo, este señor se presentó junto a su séquito de bufones como estereotipo de la raza teutona sin tener siquiera el cabello rubio de los alemanes y sin ser alemán(!!!). Es increíble que un pueblo culto como el alemán haya visto en este insignificante personaje un Mesías digno de ser seguido cuando por su propio testimonio fue un vagabundo con suerte que logró triunfar en un país que no era el suyo, sin un bagaje cultural que respaldase tantas falencias.En otra paradoja increíble, Adolf Hitler, que llegó a premiar a las madres alemanas en su afán de incentivar la natalidad, murió sin dejar descendencia. Toda una síntesis de lo que pudo significar la ideología nazi como doctrina, independientemente de la criminalidad de sus conceptos.